Taller de Escritores
Taller de Escritores
Inicio > Blog > Técnicas narrativas > Uso de los verbos de dicción
Blog

El conflicto es un elemento crucial en narrativa: sin conflicto, no hay historia que valga.

El proceso de escritura de un guion de cine consta de varias fases. Te las explicamos.

Te explicamos qué es la verosimilitud, por qué es tan importante en narrativa y cómo debes trabajarla.

Uso de los verbos de dicción


Por César Sánchez


Diálogo


Los verbos de dicción, también llamados verbos de habla, verbos declarativos o verbos dicendi, son aquellos verbos que se utilizan para introducir las palabras dichas por alguien.

En narrativa se utilizan, básicamente, en los diálogos, tanto en estilo directo como en estilo indirecto, y la principal dificultad en su uso radica en saber elegir el más adecuado cada vez que necesitamos uno para apoyar el habla de un personaje.

Para salir airosos en esta tarea, es fundamental conocer bien cuáles son los distintos verbos de dicción y en qué casos se usa cada uno. Existen más de un centenar. Vamos a ver en este artículo los doce usados con mayor frecuencia. Son:

decir

Es, con diferencia, el verbo de de dicción más usado en narrativa.

—Creo que hay algo más que debería decirte —dijo Tom con una sonrisa—. Tu padre me envió aquí especialmente para que te hiciese volver a casa.


Es un verbo de dicción genérico, y tiene, como tal, una ventaja y una desventaja. La ventaja es que puede ser usado en prácticamente cualquier ocasión; la desventaja, que no da ninguna información concreta sobre la forma de hablar o la intención del personaje. Por este motivo, conviene, en lo posible, substituirlo por verbos de dicción más específicos, para no empobrecer la narración:

—Eso opino yo —corroboró Tom.


A menudo no encontraremos ningún verbo que usar en su lugar, con lo que acabará apareciendo en párrafos cercanos o incluso consecutivos. Esto no ha de preocuparnos, ya que si realmente lo hemos usado bien, las repeticiones le pasarán desapercibidas al lector.

preguntar

Es, tras decir, el verbo de habla más frecuente. Lo usaremos siempre que el parlamento sea una pregunta, es decir, esté delimitado por signos de interrogación.

—¿Cuánto tiempo piensas quedarte aquí? —preguntó Dickie.


Excepcionalmente podremos substituir preguntar por otro verbo (por ejemplo, interrumpir, en el caso de que el personaje interrumpa con su pregunta el parlamento de otro personaje, o sugerir, cuando el personaje, con su pregunta, sugiera algo; ver más abajo).

responder / contestar

Se trata de verbos de habla sinónimos. Usaremos uno u otro, indistintamente, en las réplicas a las preguntas.

—¿Cuánto tiempo piensas quedarte aquí? —preguntó Dickie.

—Al menos una semana —contestó Tom.


exclamar

Usaremos este verbo para indicar que el personaje habla en voz más alta de lo normal y manifestando una cierta emoción.

—¡Pues Richard también! —exclamó mistress Greenleaf—. Le gusta mucho la forma en que lo prepara nuestra cocinera.


Lo habitual es que el parlamento vaya delimitado por signos de exclamación, tal como muestra el ejemplo.

gritar

Indica que el personaje habla con un tono de voz mucho más alto de lo normal.

—¡Bravo! —gritó Tom.


Al igual que en una exclamación, el parlamento irá delimitado por signos de exclamación, salvo en casos excepcionales (por ejemplo, si el grito es una pregunta, podremos dejar los signos de interrogación).

añadir

Se usa para indicar que un personaje, tras haber dicho algo, dice algo más.

—Esta mañana, a primera hora. A no ser que lo haya soñado —añadió Tom, buscando el telegrama—. Aquí está.


También puede usarse cuando el personaje añade algo a lo dicho por otro personaje.

apuntar

Usaremos este verbo para indicar que el personaje simplemente ofrece un dato, sin profundizar o insistir en él.

—Pues yo mismo, sin ir más lejos. De todas formas, como iba a decir, las falsificaciones datan de diciembre, según dice el banco.

—No deja de ser una idea —apuntó Marge.


repetir

Lo usaremos para indicar que un personaje vuelve a decir con las mismas palabras (o aproximadamente las mismas palabras) algo que él u otro personaje acaba de decir.

—Me gustaría mucho irme hoy mismo. Tengo intención de hospedarme en el Hotel Palma, en Palermo, y allí les será muy fácil encontrarme si me necesitan.

—Palermo —repitió el oficial—. Ebbene, puede que no haya ningún inconveniente. ¿Me permite usar su teléfono?


insistir

Indica también una repetición, pero no de las palabras en sí, sino de la intención del personaje, ya sea sugerir algo, pedir algo o informar de algo a su interlocutor.

—Pero, entonces, ¿cuándo iremos a París?

—Pues no lo sé. Cualquier día. París seguirá en su sitio.

—Me parece que mientras me queda algo de dinero deberíamos hacer el viaje a París —insistió Tom.


sugerir

Lo usaremos para indicar que un personaje propone o aconseja algo a su interlocutor.

—¿Quieres que me vaya, Dickie? —sugirió Tom, convencido de que Dickie diría que no—. Tengo la sensación de ser un estorbo entre tú y Marge.


proseguir

Lo usaremos para indicar que un personaje, tras una pausa o interrupción, sigue con lo que estaba diciendo.

—No, pero...

—¿Pero qué?

Lentamente, sabiendo perfectamente lo que tenía que decir, Tom prosiguió:

—Sé que Dickie no fue a esquiar con Freddie Miles, que le había invitado. Recuerdo que me sorprendió que no fuese, aunque él no me dijo por qué.


En su lugar se puede usar el verbo continuar o la perífrasis seguir hablando.

interrumpir

Usaremos este verbo para indicar que un personaje impide con su intervención que otro termine lo que estaba diciendo.

—Lo malo de esa idea —dijo Tom—, es que muchas personas que le conocían vieron a Dickie en enero y febrero...

—¿Quiénes? —preguntó Pietro interrumpiéndole.


Además de con el verbo de dicción, la interrupción se suele marcar poniendo puntos suspensivos al final del párrafo previo, tal como muestra el ejemplo.

Como ves, los verbos de dicción se pueden combinar: aquí se han combinado acertadamente preguntar e interrumpir, ya que el personaje, a la vez, pregunta e interrumpe a su interlocutor.


Nos hemos dejado en el tintero muchísimos otros verbos: confirmar, murmurar, replicar, informar, intervenir, comentar, negar... Los iremos viendo en próximos artículos.

Aquí tienes más información sobre la escritura de diálogos.


Los textos de ejemplo pertenecen a la novela El talento de Mr. Ripley. (1)


(1) Patricia Highsmith, El talento de Mr. Ripley, 1989, Editorial Anagrama S. A.




Escribe bien tu novela

Curso de Novela (I)
¿Te gustaría escribir una buena novela? Nuestro profesor te enseñará las técnicas que necesitas conocer: cómo estructurar la narración, cómo usar el narrador, cómo redactar los diálogos...



Únete a nuestro ejército (literario)

Recibe en tu correo electrónico nuestros artículos, las convocatorias y fallos de nuestros concursos literarios, descuentos en nuestros cursos de escritura... La subscripción es gratuita, y podrás desubscribirte con un simple clic.






Twitter Facebook